EDUCAR PARA SER. Mindfulness en las aulas

El Mindfulness estimula el proceso de aprendizaje, la seguridad que uno siente, la creatividad  y la compasión.

Hay cada vez más directores y profesores de colegio que consideramos que el mindfulness puede aportar muchos beneficios en un centro educativo.

Casi todos los profesores hacen su trabajo de todo corazón y con mucha implicación. A la mayoría de los niños les gusta ir al colegio y aprender cosas nuevas. Dicho esto,también es cierto que muchas de las personas nombradas sufren de estrés en sus vidas: la intranquilidad en clase, problema se conducta y un sentimiento desagradable causado por la idea de que las exigencias cada vez son mayores. Mientras tanto, la paz interior disminuye. Podríamos decir que el botón de encendido funciona, pero que en nuestra mente no sabe pisar el freno.

Una enseñanza efectiva no abarca únicamente la transferencia de conocimientos. También afecta a los valores y el comportamiento que mostramos hacia nosotros mismos y los demás. Para conseguir que los niños se desarrollen lo mejor posible, se requiere paz interior y atención consciente. ¡menos mal que es posible entrenar este “músculo de la atención”!

Mindfulness ha demostrado tener un efecto importante sobre el cerebro infantil. En especial sobre aquellas partes que se activan cuando hay estrés,  agresividad o se lleva a cabo una acción.

Añada su comentario